¡Insólito! Un ladrón con buenos modales y consejero

 

Un ladrón entró a robar a una casa de Bahía Blanca, abrazó a su víctima y le recomendó que no dejara la puerta abierta. Se llevó 10 mil pesos, un celular y ansiolíticos.

Además del gesto de cariño y el consejo a la víctima, que no dejara más abierta la puerta de su domicilio, el delincuente le dijo que lo hacía para darle de comer a sus hijos.

Todo ocurrió el pasado lunes, cuando Patricia Morales (55), fue sorprendida por un ladrón en el interior de su casa ubicada en la calle Castelli al 900 en la ciudad de Bahía Blanca. El delincuente no utilizó armas en el robo, pero le exigió a la mujer la entrega de dinero en efectivo y oro.

El hombre se llevó 10.000 pesos de una cartera, un teléfono celular y pastillas de un ansiolítico y escapó a pie.

La víctima expresó en los medios que todo ocurrió cuando ingresaba a la vivienda luego de pasear a sus perros. Entró por atrás suyo un hombre que le dijo que no se asustara, que era un robo y que le pidió plata y oro.

El relato de la victima sobre la actitud del ladrón

«Me dijo que no era asesino, que era chorro para darle de comer a sus hijos», expresó la mujer, al detallar que «se llevó diez mil pesos, el celular y se tomó tres Clonazepam».

«Me dio un abrazo y me recomendó que no deje más la puerta sin llave”, agregó la víctima. “Doy gracias a Dios que no estaba armado, fue un mal momento y estoy bien», concluyó.

Tags

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + 14 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore