Insólito: Fue a comprar cigarrillos a la esquina y nunca volvió: apareció 30 años después

«Voy hasta el kiosco de la esquina a comprar cigarrillos y regreso», expresó Adolfo Enrique Sandoval Farías en 1993. Sin embargo, tardó 30 años en ser encontrado en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, la misma ciudad donde se le perdió el rastro.

En febrero de 1993, Farías, de nacionalidad chilena y que en ese entonces tenía 32 años, vivía en el barrio Abásolo junto a su esposa. Un día, le informó a su mujer que iría al kiosco de la esquina a comprar un paquete de cigarrillos, pero nunca volvió a su hogar.

Ante la ausencia de su marido, la esposa hizo la denuncia. Sin embargo, no se supo nada más de él hasta hace unos días, cuando las autoridades lograron dar con su paradero en la misma localidad donde había desaparecido.

El descubrimiento fue posible gracias a un dato que obtuvo la Jefa de la División de Búsqueda de Personas sobre la ubicación del hombre. Con la nueva pista, la oficial principal Daniela Millatruz fue hasta la vivienda donde podría estar el individuo de 60 años.

Hombre huyó en Chubut

Cuando los investigadores abrieron la puerta se llevaron una sorpresa: quien los dejó pasar fue el mismo Farías. Durante el encuentro, el hombre accedió voluntariamente a realizarse fichas dactiloscópicas que constataron que se trataba de Adolfo Enrique Sandoval Farías.

Al ser consultado sobre el motivo detrás de su huida, el hombre dio una insólita explicación: «Tenía diferencias con Nelci, me cansé y me fui». Si bien las presuntas diferencias eran con su esposa, Farías tampoco volvió a tener contacto con su familia.

 

Fuente : Perfil.com

 

Tags

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 19 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore