«Titán»: El informe que alertaba los riesgos de viajar en el submarino

Un ex-empleado acusó a la compañía OceanGate Expeditions de poner en peligro a los pasajeros del submarino «Titán».

titán

La compañía, OceanGate Expeditions que organizaba viajes turísticos al Titanic en submarino que está desaparecido desde el domingo en el Atlántico Norte, fue advertida varias veces de que el sumergible podía sufrir problemas catastróficos de seguridad.

David Lochridge, ex-director de operaciones marítimas de la compañía, escribió un informe de ingeniería en 2018 en el que indicaba que la embarcación que se estaba desarrollando necesitaba más pruebas y que los pasajeros podrían verse en peligro cuando alcanzarán ciertas profundidades.

OcenaGate demandó a Lochridge, acusándolo de romper un acuerdo de confidencialidad. Mientras que él presentó una contrademanda alegando que había sido despedido de forma ilegal por plantear sus reservas sobre seguridad y ensayos.

Las preocupaciones del ex-director, se centraban en la decisión de la firma de basar la detección de fallos en un control acústico, que detectaba sonidos producidos por el casco bajo presión, en lugar de en un escaneo del casco. A esto hay que sumarle, que supuestamente el submarino fue diseñado para alcanzar los 4.000 metros pero según Lochridge, la ventana de pasajeros sólo estaba certificada para profundidades de hasta 1.300 metros, y la compañía no quería pagar al fabricante para que produjera una certificada para 4.000 metros.

En la contrademanda, David sostuvo que las decisiones de la compañía “someten a los pasajeros a un posible peligro extremo en un sumergible experimental”.

Por otro lado, la firma indicó en su demanda que Lochridge“no es ingeniero y no fue contratado ni encargado de realizar servicios de ingeniería sobre el Titan”. Y que fue despedido tras negarse a aceptar las garantías del ingeniero jefe de OceanGate sobre que el control acústico y el protocolo de pruebas eran en realidad un sistema mejor para detectar cualquier fallo de lo que sería un escáner.

El director general de la compañía, Stockton Rush, que es uno de los desaparecidos indicó que habían cambiado el casco del sumergible por otro construido por un proveedor aeroespacial. El cambio ocurrió en 2020-21, de modo que no sería el mismo mencionado en la demanda.

Comentarios de personas que vivieron la expedición:

Mike Reiss, guionista de televisión estadounidense, visitó los vestigios del “Titanic” en 2022 y declaró a la BBC que la experiencia fue desorientadora. Además declaró: “Firmas un documento antes de subir y en la primera página se menciona la muerte tres veces”.

David Pogue, un corresponsal de CBS News que el año pasado participó en una expedición, declaró que “varias piezas de este submarino parecían improvisadas. El pilotaje de la nave se ejecuta con un controlador de videojuegos”.  «Y que este tipo de submarinos son “asombrosamente básicos por dentro” y que se trata de expediciones “arriesgadas”, agregó Pogue.

2CQYENYXGBGCBO4DMR73HAJNHY

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − cinco =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore