Se intensifican los bombardeos en el este de Ucrania y Rusia se alarma

Rusia está cada vez más alarmada por la intensificación de los bombardeos en el este de Ucrania, según las declaraciones del vocero de Putin. Se trata de Dmitri Peskov, quién se expresó en medio de las denuncias del Ejército ruso sobre un ataque desde Ucrania a sus puestos fronterizos aceleran la escalada del conflicto.

El vocero del Kremlin dijo a la Agencia de Noticias Sputnik que «La situación es extremadamente tensa (en Donbass); no vemos señales de disminución de las tensiones; se intensifican las provocaciones, bombardeos, y, desde luego, esto nos genera una profunda preocupación”.

Si bien se especulaba con un acuerdo de mantener la paz con los esfuerzos diplomáticos para solucionar la crisis, en la noche de domingo este concepto sufrió un duro revés cuando un obús disparado desde territorio ucraniano destruyó una estructura de un puesto fronterizo ruso. Si bien los servicios de seguridad del país gobernado por Vladimir Putin comunicaron que no hubo víctimas, la crisis parece agudizar.

El hecho se enmarca en un contexto de combates entre fuerzas de Kiev y separatistas prorrusos en el este de la ex república soviética.

Se intensifican los bombardeos en el este de Ucrania y Rusia se alarma

El conflicto armado en el este de Ucrania se intensificó en la segunda quincena de febrero y tanto el país afectado como Rusia, se acusan mutuamente de ser responsables de los nuevos combates en el este separatista ucraniano.

En este contexto, los militares ucranianos denunciaron un drástico aumento de las infracciones del armisticio por parte de las milicias prorrusas de Donbass, en el este de su país. Por otro lado, las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RPL) acusaron a Kiev de bombardear su territorio con armas pesadas, en flagrante violación de los Acuerdos de Minsk y las medidas adicionales pactadas para reforzar el alto el fuego.

El uso de la artillería pesada por parte de Kiev, según las regiones separatistas, apunta a los preparativos para una solución militar del conflicto.

El conflicto entre EEUU y Rusia

El contexto de estos ataques se da en medio de la crisis ucraniana y las negociaciones entre Estados Unidos y Rusia para zanjar un acuerdo de garantías de seguridad.

Moscú, está acusada de juntar más de 150.000 soldados en la frontera de ucrania con el objetivo de preparar una invasión, exige la renuncia a la ampliación de la OTAN al este, en concreto a la incorporación de Ucrania y Georgia, naciones que limitan con Rusia y en los que en una hipotética adhesión, Estados Unidos podría emplazar sus misiles de ataque.

En base a esto el país ruso considera esto una amenaza a su seguridad, pero las exigencias han sido rechazadas por Estados Unidos y la OTAN.

Asimismo, Moscú demanda que el bloque retire sus tropas y material bélico de Bulgaria y Rumania, lo que implica el retorno a la arquitectura militar que existía en Europa en 1997, cuando fue firmada el Acta Fundacional Rusia-OTAN.

Estados Unidos tiene en la actualidad misiles desplegados en la localidad polaca de Redzikowo, a unos 180 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado, y en el poblado rumano de Deveselu, a unos 600 kilómetros de la península de Crimea.

(Con información de Telám)

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 4 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore