Un mini Robin Hood: robó a sus padres y repartió la plata con sus compañeritos

Un nene de 10 años realizó una acción digna de comparar con Robin Hood, le sacó plata de sus ahorros a sus padres sin que estos se enteraran, la llevó al colegio y la repartió entre sus compañeros para usarlos en el kiosco. Una maestra vio una fila de chicos con billetes en el kiosco y alertó a las autoridades.

Todo salió a la luz cuando una de las docentes del colegio observó una larga fila de chicos poco habitual esperando para ser atendidos en un kiosco cercano al colegio y al acercarse vio a todos con grandes sumas de dinero en su poder esperando para comprar. Ante esta situación dio aviso a las autoridades de la escuela y comenzó la investigación.

Si bien la noticia se conoció esta semana, ocurrió el viernes pasado en la escuela Nº29 Juana Manso de Caleta Olivia, Santa Cruz. Además, en una primera instancia se sospechaba de que se trataba de un caso de bullying, pero luego se supo que era una travesura.

5HQYEO7ANVG2BGZSIXH2VJG5VQ

Mini Robin Hood: Porque se pensé que era un posible caso de bullying

En un primer momento se pensó en que se trabaja de una situación de Bullying porque el pedido obligado de dinero a un niño por parte de otros es considerado una situación de acoso, sumado a que varios testigos afirmaron que los alumnos manipulaban una gran cantidad de billetes en el kiosco “algunos con compras de hasta 3 mil pesos”, reseñó La Vanguardia.

Las sospechan rondaban en que el alumno de cuarto grado había llevado la plata para darle a sus compañeros por alguna situación forzosa. Es por ello que las autoridades escolares comenzaron una investigación.

Luego de darle aviso a los padres, la madre del niño en cuestión acudió a la escuela y argumentó no estar al tanto de que su hijo le había sacado la plata y no pudo precisar si ya lo había hecho anteriormente.

Debido a esto, la institución analizó si el niño sufría episodios de bullying o amenazas que hubieran motivado su accionar.

Finalmente, el nene confesó la travesura argumentando que nadie lo había obligado. Además, trascendió que la suma de dinero que el chico había llevado no era tan grande como se había creído en un primer momento, y se pudo recuperar la mayor parte del dinero, unos $8.000.

Tags

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore