Rafael Nadal: “Tengo un problema que no tiene solución”

Rafael Nadal, el ex nº 1 del mundo fue sincero sobre sus sensaciones en la cancha luego del tratamiento en el pie izquierdo al que se sometió en el 2021 y reconoció que su lesión «no está olvidada» y «no tiene solución».

A días de haber caído frente Lloyd Harris, en agosto del año pasado, Rafael Nadal sorprendió al mundo del tenis al dar por finalizada su temporada para realizar un nuevo tratamiento pensando en intentar minimizar las molestias que sufría constantemente en el pie izquierdo por la fractura del escafoides, lo que lo mantendría alejado de las canchas un tiempo.

La lesión de Rafa la sintió por primera vez en 2005, en la final del ATP de Madrid ante el croata Ivan Ljubicic. En aquel momento al Mallorquín le diagnosticaron Müller-Weiss, una enfermedad que es degenerativa y es una displasia del escafoides tarsiano, una deformidad de uno de los huesos situados en el medio pie, y que es esencial para la movilidad del mismo.

Rafael Nadal: “Tengo un problema que no tiene solución”

Luego de ese diagnóstico, la vida deportiva de Nadal se vio constantemente afectada, debiendo usar de forma permanente unas plantillas especiales, acomodadas en unas zapatillas hechas a medida, que fueron las que le dieron la posibilidad de seguir jugando, pero a costa de mucho dolor en ese sector y en otras partes del cuerpo. Porque al cambiar los puntos de apoyo, otras articulaciones también se fueron resintiendo con el paso del tiempo. Principalmente en sus rodillas.

En agosto del 2021, Rafa decidió probar un nuevo tratamiento que lo obligó a dar por finalizada la temporada. Si bien realizó algunas exhibiciones en diciembre, su regreso oficial fue recién en enero de este año en el Melbourne Summer Set, el torneo ATP 250 que se disputó previo al Australia Open y en el que Nadal fue campeón.

El español fue consultado luego del tratamiento al que se sometió y sorprendió a todos con su respuesta: «Con el escafoides partido por la mitad, es difícil que la lesión esté olvidada. Esto es una verdad como un templo y no va a estar olvidada por el resto de mi vida. Lo demás es engañarlos a vosotros y engañarme a mí». Además, contó: «Tengo un problema que no tiene solución ahí debajo. Otra cosa es que me pueda dejar competir con más o menos garantías y eso es lo que estamos intentando. Es demasiado poco bagaje para tener una conclusión clara».

«Con lo que tengo ahí abajo no espero que las condiciones para el resto de mi carrera vayan a ser perfectas pero sí que confío en que de manera continuada me dejé desarrollar mi actividad profesional. Eso es lo que firmaría yo para encarar el futuro con un poquito de positivismo» dijo el español. «Tengo que estar preparado para aceptar lo que pueda ir viniendo en esta vida. No soy muy de pensar en negativo, soy una persona positiva en general e intento ver las cosas pensando que van a ir a mejor», completó.

 

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 1 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore