Padre e hijo detenidos acusados de acosar y abusar a jugadoras en el club del que eran DT

Detuvieron a los técnicos de Argentino de Quilmes acusados de acosar y abusar a jugadoras menores de edad. Se trata de padre e hijo que estaban al frente de las disposiciones tácticas de las divisiones inferiores y habían sido denunciados por hechos de violación y de grooming.

Omar Leonardo Giménez y Diego Omar Giménez – entrenadores de las categorías Sub-16 y Sub-14 del fútbol femenino – fueron detenidos por la Policía Bonaerense acusados de acosar y abusar sexualmente a jugadoras menores de edad integrantes de los equipos que dirigían.

El club milita en la Primera B Metropolitana. La institución los había despedido y dio a conocer el caso en sus canales de comunicación oficiales para acompañar a las denunciantes y afirmaron tener “acusaciones con pruebas”.

Hasta ahora son tres las denuncias formales en contra de los acusados, una por acoso y dos por violación a menores de entre 13 y 15 años. Desde Perfil aseguraron que las fuentes de la investigación aseguraron, que tras tomar conocimiento del caso a través de los medios tomaron intervención la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes.

Los efectivos lograron detenerlos cerca de las inmediaciones de la estación de ómnibus de Luján, por lo que se cree que intentaban escapar tomando un micro hacia otro lugar, expresaron desde el mismo medio citado anteriormente.

Los dos hombres fueron denunciados por «abuso sexual agravado» y «grooming». Los casos referidos al primer delito, quedaron en manos de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 8 de Quilmes, mientras que el del segundo tipo, conocido como ciberacoso, está a cargo de la UFI 1 de Berazategui.

Los tres hechos denunciados

El primero habría ocurrido en noviembre de 2021 y fue denunciado por la madre de una de las jugadoras, que fue acosada por Omar Giménez a través de mensajes de WhatsAap.

En el segundo caso, la ex cuñada de Diego Giménez, denunció que el joven la manoseaba en sus partes íntimas desde que tenía 12 años y en alguna oportunidad le practicó sexo oral, en al menos dos domicilios distintos.

La última denuncia también la hizo una madre, que dijo que a su hija le solicitaron fotos y videos para subir a las redes sociales del club, las cuales eran administradas por los Giménez. A partir de ahí comenzaron a pedirle imágenes en ropa interior y desnuda, enviándole también él fotos donde se veían sus partes íntimas.

La familia habría invitado a cortarles el pelo, luego se quedó a cenar y a dormir. Cuándo quedó solo con la menor, el hombre habría aprovechado para someterla sexualmente, penetrándola analmente y eyaculando en su interior.

Según los investigadores, padre e hijo tenían distintas técnicas para “aislar” a las jugadoras de sus padres y no descartan que aparezcan más denuncias en contra de ellos.

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + seis =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore