Nuevo capítulo y ¿una confesión estratégica?

Otro nuevo capítulo por el juicio del ex Juventus y París Saint Germain, Daniel Alves da Silva. Todo cambio en la vida del histórico lateral, que se encuentra detenido desde enero en la prisión Brians 2. Luego de lo que sucedió aquella noche en la discoteca Sutton de Barcelona el pasado 30 de diciembre, donde el brasileño recibió una denuncia por agresión sexual por parte de la joven de 23 años.

Es la quinta vez que cambia su relato y ¿con una confesión estratégica? Si bien se lo esperaba en el juzgado a las 10.30hs, llegó pasadas las 12 del mediodía por un contratiempo administrativo atraso su traslado de la prisión a los juzgados.

nuevo capítulo

Dani Alves declaro que mantuvo relaciones sexuales consentidas con la joven de 23 años, que lo denuncio de violación en la discoteca de Barcelona y confeso que mintió en su primera declaración para ocultar su infidelidad ante su esposa Joana Sanz.

Según fuentes jurídicas, el ex Pumas de México, que se encuentra en prisión preventiva desde el 20 de enero, testifico por segunda vez ante la jueza que lo investiga por presunta violencia, en esta ocasión a petición propia. El brasileño, en su primer cara a cara con la magistrada, declaró hasta 3 versiones completamente distintas de los hechos (una de ellas, que no conocía a la mujer) pero ha reconocido hoy por primera vez que mantuvo relaciones sexuales, cuando hasta ahora solo había sido una felación pero siempre consentida.

nuevo capítulo
 

¿A qué se enfrenta Dani Alves?

El juicio no tiene por el momento fechas definidas, pero de ser condenado se enfrentaría a una ley que entró en vigor el 7 de octubre del año pasado, la del «Solo sí es sí». Donde el defensor, podría recibir una pena de entre 4 a 12 años de prisión.

 

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 4 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore