La lluvia ayudó a controlar focos en el Parque Nacional Iberá

Después de semanas de lucha contra las llamas, las condiciones meteorológicas parecen ayudar a los brigadistas a contralar los incendios en Corrientes. En las últimas horas cayeron 80 milímetros en la zona de Laguna Iberá y se esperan nuevas precipitaciones la próxima semana.

Este viernes se registraron lluvias en Corrientes que facilitaron a los bomberos controlar algunos de los grandes focos de incendio en la zona de San Alonso, dentro del Parque Nacional Iberá, un área sensible en la que se desarrolla una iniciativa de protección del yaguareté. Las llamas van destruyendo más de 930 mil hectáreas en la provincia, lo que equivale al 11 por ciento del territorio, según datos oficiales.

El intendente del Parque Nacional Iberá, Daniel Rodano, afirmó en comunicación con Télam que «esta mañana se pudo hacer un sobrevuelo en helicóptero de la zona de San Alonso y pudimos comprobar que las lluvias de anoche tuvieron el efecto que esperábamos y aplacaron las llamas».

«Todavía registramos zonas de calor y lugares donde todavía el fuego está activo pero tenemos la oportunidad de darle descanso a los brigadistas que están combatiendo ahí y montar una guardia de cenizas mientras esperamos las lluvias de la semana que viene», agregó.

La lluvia ayudó a controlar focos en el Parque Nacional Iberá

Las precipitaciones también permitieron apagar focos en el Parque Provincial Iberá, aledaño al de jurisdicción nacional.

Por otro lado el intendente del Parque Provincial Iberá, Walter Drews expreso que «Ya llovieron en las últimas horas unos 80 milímetros y en la zona de Laguna Iberá, en Carlos Pellegrini, ya no se regristran focos ígneos y en la zona central de los esteros, hacia el este, en este momento tampoco (…) en los embalsados puede haber fuegos internos, por eso hay guardias de cenizas y los brigadistas se quedan por si hay indicios de fuego».

Según un informe emitido por la Extensión INTA (Instituto Nacional Agropecuario), el fuego ya arrasó 934.238 hectáreas, equivalente al 11 por ciento del territorio correntino. En ese contexto de grave perjuicio al ecosistema, sólo en cinco días (del 16 al 21 de febrero) se consumieron 149.000 hectáreas.

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 13 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore