Jair Bolsonaro fue denunciado por cometer crímenes contra la humanidad

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue nuevamente denunciado ante la Haya por cometer crímenes contra la humanidad en realción al Covid-19.

El miércoles la Corte Penal Internacional notificó a al comisión del Senado de Brasil que se realizará una investigación sobre los actos de Jair Bolsonaro durante el brote de Covid-19. La apertura de la investigación se da luego de que la Corte de la Haya recibiera la denuncia contra Bolsonaro. El informe que acompaña la denuncia tiene el aval de siete de los 11 senadores del trablero directivo de Brasil y señala 9 delitos: «crímenes contra la humanidad«, «charlatismos«, e «incitación al delito«.

Desde el comienzo de la pandemia, el mandatario brasileño renegó de la existencia de «un virus mortal» e incitó a sus ciudadanos a consumir hidroxicloroquina e hipoclorito de sodio, como medida para evitar el virus del Covid-19. Además se expresó contra el aislamiento preventivo y, por el contrario, incentivó a las reuniones y asistencia a lugares muy concurridos. Sus actos y sus palabras despertaron el enojo de gran parte de la comunidad política del vecino país, quienes decidieron denunciar de manera pública y ahora ante la Corte de la Haya lo que sucede en Brasil.

«El Presidente Jair Bolsonaro ha intentado sabotear medidas de salud pública orientadas a detener el avance del Covid-19 y, al mismo tiempo, ha pedido penas de prisión para quienes han criticado su desastrosa respuesta a la pandemia. Su gobierno ha debilitado la aplicación de las leyes ambientales y, en la práctica, ha dado luz verde a las redes delictivas que se dedican a la deforestación ilegal del Amazonas y utilizan la intimidación y la violencia contra los defensores de la selva. También instauró nuevas barreras para el acceso al aborto legal. Continúa sin control el problema crónico de los homicidios causados por policías. En muchas cárceles hay graves problemas de sobrepoblación, lo que expone a los reclusos a violencia, extorsión y reclutamiento por grupos criminales». Este es el texto la Corte Penal Internacional dió a conocer a los medios internacionales, para informar sobre la denuncia al mandatario de Brasil.

La CPI tiene competencia para juzgar posibles delitos que afectan a la comunidad internacional, por lo que la comisión del Senado aspira a iniciar en esa corte una investigación por los «crímenes contra la humanidad» citados en su informe.

Desde el inicio de la pandemia, Brasil registró más de 635.000 muertes. Un total de 45.800.000 ciudadanos ya recibieron tres dosis de inmunización, pero hay otros 54.000.000 en condiciones de lograr la dosis de refuerzo que aún no lo hicieron, según detalló el ministro Marcelo Queiroga, reportó la estatal agencia Brasil.

Jair Bolsonaro pretende declarar ilegal el comunismo

“Es nuestro deseo que otras organizaciones que promueven ideologías que defienden el antisemitismo, la división de personas en razas o clases y que también diezmaron millones de inocentes en todo el mundo, como el comunismo, sea alcanzada y combatida por nuestras leyes”, dijo en un texto divulgado por sus redes sociales el mandatario Jair Bolsonaro.

El proyecto de ley impulsado por su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro, tiene como objetivo hacer ilegal el comunismo y los partidos que tienen ese nombre. Con ello, asegura que tanto el comunismo como el nazismo «debe ser repudiado de manera irrestricta y permanente, sin reservas que permitan su florecimiento, así como toda idelogía totalitaria que atente contra los derechos fundamentales de los pueblos y las personas, como el derecho a la vida y a la libertad». 

Sus frases se hicieron resonar luego de repudiar el podcast de Kim Kataguiri, quien hizo apología del nazismo y afirmó, junto conductor Monark, que el partido nazi debería ser legalizado en Brasil.

Kim Kataguiri es conocido por ser diputado exbolsonarista y simpatizante del partido Nazi. Dentro del entorno de Jair Bolsonaro, Kim no ha sido el único que fue señalado como nazista: dentro del gabinete de Bolsonaro, varios funcionarios debieron renunciar luego de ser acusados de Nazistas. Roberto Alvim, secretario de Cultura debió renunciar luego de hacer un vídeo inspirado en el misnisterio de propaganda del Tercer Reinch. Felipe Martins, asesor para asuntos internacionales de Jair Bolsonaro, fue acusado de hacer un gesto a favor de los supremacistas blancos estadounidenses durante una audiencia televisada en el Senado.

El expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva, favorito para las próximas elecciones, vinculó el escándalo de la reivindicación del nazismo a la negación de la política que ha sido parte del discurso bolsonarista. “En toda la historia de la humanidad, cuando se niega la política, lo que viene después es siempre peor. Diseminaron desconfianza en todos los dirigentes y eligieron alguien que era diputado hacía 28 años y se vendió como que no era un político. El resultado lo estamos viendo”, afirmó el líder del PT, quien lidera todas las encuestas con amplia ventaja.

Tags

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − trece =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore