Horror en Neuquén: Asesinaron un nene de 2 años

Horror en Neuquén, un nene de 2 años murió tras recibir una brutal golpiza. El resultado del examen practicado por el Cuerpo Médico Forense arrojó que el menor también tenía lesiones compatibles con haber sido abusado. El padrastro quedó detenido.

El aberrante hecho tuvo lugar en el barrio Toma 7 de mayo, de la zona oeste de la provincia de Neuquén. Salomón Antivil tenía apenas 2 años de edad cuando lo mataron a golpes en su propia casa. Esto causo conmoción y bronca entre los vecinos, que en un acto de justicia por mano propia quemaron la precaria casilla donde el nene vivía junto a su familia. Esto se dio luego de enterarse que el principal acusado por el asesinato de Salomón es Laurentino Andrés, de 26 años y padrasto del niño.

Horror en Neuquén: Asesinaron un nene de 2 años
La familia del niño asesinado en Neuquén

Su muerte violenta llega en un momento que la sociedad se encuentra sensible, dado que hace pocas semanas se produjo el brutal el crimen de otro niño, Lucio Dupuy, el nene pampeano de 5 años también asesinado a golpes y por cuyo crimen fueron arrestadas su mamá y la novia de la mujer.

Los primeros resultados de la autopsia mostraron que Salomón fue víctima de una interminable serie de golpes en todo su cuerpo que le causaron la muerte casi al instante. Además según el cuerpo de policía forense el chico neuquino también tenía signos compatibles con haber sufrido abusos sexuales.

El propio acusado fue quién llevo al menor a la guardia de una clínica local pero Salomón llegó casi sin vida por lo que los médicos y personal de salud no pudo hacer nada para evitar su deceso.  Fueron ellos mismos que al revisar al menor y advirtió los signos de violencia denunciaron el caso a las autoridades policiales y judiciales. Su padrastro, Andrés Azar, el mismo que lo llevó a la guardia pasó a ser detenido y acusado de causarle la muerte el niño.

FGAC3DvXsAQEBu6
Así quedó la precaria casilla donde vivía Salomón con su familia luego de la furia de sus vecinos

Además del sospechoso, Salomón vivía en una precaria casilla junto a su mamá, Alicia Antivil, y tres hermanos: uno de 5 años, otro de 4 y un bebé recién nacido. Luego del trabajo de investigación policial en el lugar y de recabar información acerca del entorno de la víctima, los ánimos se caldearon y fueron los mismos vecinos, que estaban al tanto de que el niño había muerto en el contexto de violencia familiar, quienes quemaron la casilla donde vivía la familia.

El padrastro está imputado del delito de homicidio agravado por alevosía en concurso real con abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por haber sido cometido contra un menor de 18 años aprovechando su situación de convivencia y por la guarda, todo en calidad de autor. Por otro lado la madre del niño aún no ha sido detenida ni imputado por el hecho pero sigue siendo investigada.

La muerte de Salomón fue producto de un traumatismo que le ocasionó un “taponamiento cardíaco”. Los hermanos del niño fallecido quedaron bajo el resguardo de la Defensoría del Niño y Adolescente y se investigará si ellos también fueron víctimas del mismo horror que sufrió el nene de dos años.

Los vídeos

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 3 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore