Alerta por una “epidemia” de sobrepeso y obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre una «epidemia» de sobrepeso y obesidad en Europa. Según datos de la entidad estas patologías causan más de 1,2 millones de muertes al año en esa región.

Desde la OMS lanzaron un comunicado que agrupa a 53 Estados: “La tasa de sobrepeso y de obesidad han alcanzado niveles epidémicos en toda la región y siguen progresando”.

En base a estos preocupantes datos, es que se calcula que, en Europa, cerca de un cuarto de los adultos son obesos. Esta cifra es superada únicamente por la región Américas, según la misma organización, que además indicó que ningún país de la región puede parar el avance y la magnitud del problema, que se incrementó durante la pandemia de coronavirus debido al sedentarismo y la mala alimentación.

Es necesario tener en cuenta también que esta patología es un factor de riesgo adicional para la Covid-19 y otras enfermedades graves.

«El aumento del índice de masa corporal es un factor de riesgo mayor de enfermedades no transmisibles como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares», dijo el director de la OMS Europa, Hans Kluge, citado en el informe.

La Agencia AFP expresó que según este estudio la obesidad sería la causa de 1,2 millones de muertes por año en Europa, es decir del 13% de los decesos en la región.

La OMS advierte que «esta cifra aumentará en los años venideros».

Según los datos completos de 2016, el 59% de los adultos y casi un niño de cada tres (29% de los chicos y el 27% de las chicas) tienen sobrepeso en el Viejo Continente.

Estos números son preocupantes su los comparamos con los de 1975, donde apenas un 40% de los adultos europeos tenían sobrepeso. La prevalencia de la obesidad en los adultos se ha disparado un 138% desde esa fecha, con una progresión del 21% entre 2006 y 2016.

Obesidad en Europa

La pandemia la culpable del avance del sobrepeso en Europa, según la OMS

Las distintas medidas relacionadas a las restricciones y confinamiento estricto, «comportaron un aumento de la exposición a ciertos factores de riesgo que influyen en la probabilidad de que una persona padezca obesidad o sobrepeso», subrayó Kluge.

La pandemia está en el origen de unos cambios nefastos en los hábitos alimentarios y deportivos cuyos efectos, duraderos, deberían invertirse, defendió la OMS.

«Las intervenciones políticas que apuntan contra los determinantes medioambientales y comerciales de una mala alimentación son susceptibles de ser los más eficaces para darle un giro a la epidemia», consideró la organización.

Según la OMS, también conviene gravar las bebidas azucaradas, subvencionar los alimentos saludables, limitar la venta de alimentos nocivos a niños y apoyar los esfuerzos para incentivar la actividad física a lo largo de toda la vida.

Tags

Compartí esta nota:

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 2 =

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore